"RARAS FOTOS INÉDITAS DEL ESCENARIO DEL TEATRO SHANGHAI"

Texto
Galería Imagenes

Lo acontecido dentro de las paredes del desaparecido teatro Shanghái del barrio chino habanero ha sido para nosotros, los amantes del transcurrir del pasado cubano, una gran incógnita. No porque sea uno de los tantos enclaves de su tipo que han existido sin dejar huellas, sino porque sobre la naturaleza de sus funciones existen tantas versiones diferentes que no sabemos a qué atenernos. Van estas desde las que hablan de simples obras de teatro bufo con algún que otro desnudo hasta otras que refieren  actos sexuales en vivo o que contaron con la actuación de personajes superdotados y la  presencia  y participación de grandes estrellas como Ava Gardner.

Y como por estos tiempos no existe nadie a quien preguntarle, después de mucho investigar,  solo de algo estábamos seguros: de que existió, de que estaba localizado en el Barrio Chino, en la calle Zanja # 205, entre Campanario y Manrique y de que fue el único teatro como tal en la ciudad que ofreció funciones de corte burlesco en las que se mezclaba el erotismo con una determinada pornografía que no sabíamos hasta qué punto llegó.

Sin embargo hace poco llego a nuestras manos un pequeño grupo de fotos de su escenario tomadas en vivo durante algunas de sus funciones  (piezas bien raras por cierto) que nos hicieron felices porque al fin teníamos un testimonio completamente objetivo a qué atenernos. Por ello, sin demora, nos hemos apresurado a preparar esta página para ponerlas a disposición de nuestros visitantes. Le invitamos a que recorra la galería adjunta donde además de dichas fotos incluimos imágenes de su fachada allá por década del cuarenta, de como se ve actualmente el sito donde estaba localizado, de un viejo ticket de entrada, etc.

De todas formas antes de terminar queremos enumerar algunas de las conclusiones a que hemos llegado gracias a las fuentes más creíbles que hemos consultado y a la ayuda de las fotos en cuestión:

-El Shanghái era más bien un teatro que operaba para un público local, solo masculino, gente de pueblo, nada de extranjeros ni turistas.

-las obras eran del tipo vernáculo, parecidas a las de su primo el teatro Alambra, menos lujosas pero más atrevidas y con un corte erótico que imitaba las producciones francesas (las del Moulin Rouge o las Folies Bergeries)  que sentaron pauta a en la época, donde rara vez aparecían las mujeres totalmente desnudas aunque los senos si se mostraban sin pudor. Por cierto, las imágenes que verán nos demuestran que las modelos y actrices estaban muy lejos de la perfección en su mayoría, al parecer por un pobre presupuesto que no permitía buscar nada mejor.

-Ningún actor o actriz se hizo famoso o fue conocido por sus actuaciones allí, solo algunas bailarinas de renombre en los clubes nocturnos aparecieron a veces en su escenario pero nunca desnudas.

-en el vestíbulo vendían además de las usuales golosinas y bebidas, novelitas para adultos (existía incluso una colección que llevaba el propio nombre del teatro de la cual mostramos una cubierta) y postales eróticas o pornográficas siempre de origen francés, las mismas que se vendían en estanquillos y burdeles.

-a la usanza del genero existía una pequeña orquesta de mala muerte que al borde inferior el escenario amenizaba la velada y ayudaba en la  musicalización de la obra en escena.