"LAS RARAS FICHAS DEL DESAPARECIDO CABARET NACIONAL"

Iniciamos esta estampa con la imagen de un artículo perteneciente a la Revista “Show” del mes de Diciembre de 1957 donde se da cuenta de la transformación sufrida por el Cabaret Nacional con el objeto de incluir dentro de sus atracciones un casino de juego amparado por las nuevas regulaciones dictadas por el Ministerio del Turismo.

De este asunto hemos hablado con detenimiento en la introducción a la temática de fichas de casino en Cuba.  En ese año de 1957 se vieron surgir en Cuba diversos casinos debido a la política de flexibilización adoptada por el gobierno de Batista en claro acuerdo con los círculos más influyentes de la mafia norteamericana. Así fue como este céntrico establecimiento, asentado en la misma esquina de San Rafael y Prado, frente al Parque Central y junto al hotel Inglaterra, conocido por los habaneros indistintamente como Cabaret Nacional o como Night Club Nacional agregó el termino casino a sus anuncios y propagandas, operando un pequeño salón de juego junto los espectáculos musicales que constituían su principal atracción habitualmente.

Para ello lógicamente emitió una serie de fichas que siguieron el molde de las emitidas de forma precipitada por varios casinos cubanos durante ese año (Copacabana de Camaguey, Tropical, Tropicana, etc). Estas eran un poco mayores que las comunes (1.6 pulgadas de diámetro) construidas de plástico liso con la inscripción de valor incusa. Ya con autorización para el juego las fichas tenían valores y estaban claramente identificadas por el mismo símbolo o logotipo que usaba el centro en sus diferentes propagandas (con una copa sobre un tronco de árbol que remedaba una letra C).



Ahora bien lo más interesante de toda esta historia estriba en la rareza de dichas fichas pues durante décadas coleccionando fichas cubanas solo hemos podido conseguir las dos piezas que mostramos a continuación.



Posiblemente, por ser este un centro pequeño y con solo un año de operaciones solo llegó a emitir una pequeña cantidad de fichas. Sin embargo la razón principal de la rareza de estas piezas consideramos se debe a los acontecimientos del día 1 de Enero de 1959: Al lanzarse miles de personas a las calles celebrando el triunfo de la Revolución uno de sus primeros objetivos fue la destrucción de los casinos y garitos que gozaban de mala fama debido a las máquinas de juego que albergaban consideradas como fuente de fraude por las mayorías. Entre dichos centros los que rodeaban el Parque Central fueron los primeros en recibir los embates de la multitud  que allí se reunió resultando sus instalaciones completamente destruidas y sus enseres sacados a la calle donde fueron incinerados en ocasiones. La foto que vemos a continuación, tomada por un fotógrafo callejero en aquellos críticos momentos nos da fe de dichos hechos.



Así fue como este casino desapareció y con ello sus fichas que posiblemente terminaron en la basura en su mayoría haciendo harto difícil conseguirlas en la actualidad.