"LA FABRICA TABACALERA BILLIKEN Y SU LEGADO A LA HISTORIA DEL BEISBOL"




Cuando de beisbol y su historia en Cuba se trate, la fábrica de tabacos y cigarros “Billiken”, acreditada a nombre de Villamil, Santalla y Cia, durante las primeras décadas del siglo pasado en Cuba, merece un lugar de honor en el ámbito del coleccionismo gracias al legado gráfico que dejo para la posteridad. Fue esta una empresa que le dio gran importancia al uso de diversas propagandas comerciales tales como banderines, tarjetas postales, carteles, etc., entre los cuales se encuentra incluido el interesante cartel que encabeza esta página.

Esta rara pieza posee originalmente 23.3  por 31.4 pulgadas de dimensión, fue impresa en un cartón grueso por la Compañía Litográfica de la Habana y muestra la misma imagen que se usó como motivo central en las habilitaciones de dicha marca tabacalera en Cuba, un famoso muñeco de la época, una especie de divinidad hindú sonriente creado por la ilustradora estadounidense Florence Pretz, muy difundida a principios del siglo pasado.

 

Habilitación usada por la marca para decorar sus cajas de habanos


Por otra parte, contando entre sus obreros con gran cantidad de aficionados a este deporte llego esta fábrica a poseer incluso un equipo de gran calidad en el que militaron algunos de los mejores jugadores del momento en el país,

Equipo de beisbol que perteneció a la fábrica en la década del veinte
 

Sin  embargo lo que dejo grabado para siempre el nombre de esta marca entre los coleccionistas fue la mítica emisión de postalitas dedicada al Campeonato Profesional Cubano de 1923-24 en que aparecieron varias de las grandes figuras de las Ligas Negras que actualmente se encuentran en el Salón de la Fama y que sin embargo por aquella época eran muy poco conocidas.



Galeria que nos muestra las 60 postales que contiene esta serie.

La emisión esta compuesta por 60 postales de tipo fotográfico que como un sistema de atraccion al cliente  fueron distribuidas dentro de las cajetillas de los cigarros de dicha marca de forma tal que sirvieran para coleccionarlas hasta completar a la larga un bello álbum de deportes distribuido gratuitamente por la fábrica. En su preparación intervinieron factores poco usuales pues en vez de usar fotos de archivos los emisores se dieron a la tarea coordinar la presencia de un fotógrafo y todos los equipos participantes en la venidera serie en los terrenos del Almendares Park con el fin de  tomar las fotos necesarias de cada uno de los peloteros de cuerpo entero. Gracias a ellos podemos ver hoy a figuras míticas del beisbol de las ligas negras norteamericanas como Charleston, Lloyd, Oliver, etc. vestidas con los uniformes de los equipos cubanos a que pertenecieron en aquellos remotos tiempos. Todo ello le da a esas piezas un valor incalculable en la actualidad. Por ello le aconsejamos visitar la página que hemos dedicado a ellas en nuestras galerías (La Emisión Billiken) donde podrá contemplarlas a toda pantalla así como leer una detallada reseña sobre los pormenores de dicha emisión y la actuación de los jugadores de cada equipo en aquel campeonato.