"EL CASO DE LA INUSUAL FICHA DE CASINO CON EL RETRATO DE GEORGE RAFT"



En la actualidad, a más de cinco décadas de la brusca desaparición de los casinos de juego en Cuba existen una gran cantidad de interrogantes para los coleccionistas de sus fichas.

La desaparición gradual de testigos que en aquella época visitaran o jugaran en dichos establecimientos o de las personas que trabajaron y se relacionaron con ellos es la causa de que cada día se haga más difícil responder a las variadas preguntas que surgen al respecto.

Por otra parte, la naturaleza propia de una actividad no oficial y casi siempre marginal, hace que no existieran los más elementales records en cuanto a las características de las diferentes emisiones de fichas realizadas por dichos centros.

Una de las fichas más buscadas y a la vez más interesante de la colección cubana es la ficha de 5 pesos elaborada por el  Casino de Capri que nos muestra en una de sus caras el retrato del controvertido actor norteamericano George Raft.

Este lujoso casino abrió sus puertas tras la inauguración del hotel del mismo nombre ubicado en la zona de la Rampa Habanera, a una cuadra del hotel Nacional,  el 10 de Diciembre de 1957. Cubriendo un ala del edificio al costado derecho de su entrada principal,  con acceso independiente y con un magnifico anuncio a lo largo de su fachada fue el primer establecimiento de este tipo que se inauguró en Cuba con tales características de independencia y promoción.

Aunque el hotel estaba arrendado a la compañía norteamericana "Hotelera Sheppard S.A.", que lo operaria por 20 años y cuyo presidente era J. J. Sheppard, dueño de los hoteles Ponce de León y Leamington, ambos en Miami, era harto conocido que tras su financiación  se encontraba Meyer Lansky, la figura principal de la mafia en Cuba, estrechamente relacionado con el mundo del juego y las altas esferas del gobierno cubano. Aunque dicho establecimiento comenzó a operar oficialmente bajo otra administración fue Lanski quien se encargó de los detalles referentes a la organización y equipamiento de su magnífica sala de juegos diseñada según las últimas normas para este tipo de instalación.

Sin embargo, desde sus mismos inicios, la figura visible y principal atracción del Casino de Capri fue el conocido actor de cine George Raft, huésped y anfitrión diario del establecimiento, el cual con su carisma y su escabrosa historia atraía tanto a simples turistas como a hombres de negocios y sobre todo a lo más selecto de la adinerada elite de Hollywood que pronto acostumbraron a hacer rápidos viajes de ida y vuelta desde Estados Unidos para disfrutar del juego limpio y elegante de la instalación así como de los grandes atractivos de la turbulenta Habana.

Se dice que era tal la organización de estos paquetes turísticos que se incluían shows de música cubana así como mesas de juego  a bordo de los aviones que traían a los invitados. Tal vez sea esa la razón de la imagen de un avión que se ve en el reverso de la ficha que mostramos. Pero aun siendo así quedan una serie de interrogantes respecto a esta pieza:

- Fue emitida  para ofrecerla como un suvenir regalado por el anfitrión a sus invitados?

- Fue emitida para usarla en las partidas preliminares de juego a bordo de los aviones?

- La regalaba el propio casino a personajes distinguidos o la Compañía de Aviación?

- En qué tipo de juego se usaba regularmente?

- Se emitieron solo valores de 5 pesos?

- Cuantas se emitieron y porque es tan escasas actualmente?

- etc., etc. etc.

Las respuestas verídicas a dichas preguntas, como explicamos al inicio de este escrito, no las poseemos actualmente pues a pesar de que hemos consultado diversas fuentes no hemos obtenido una explicación confiable. Por ello las dejaremos en las manos de aquellos estudiosos del tema que se interesen en profundizar sobre el o que hayan tenido la suerte de encontrar datos objetivos.

Para la confección de la pieza, fabricada por la Compañía Burt en Estados Unidos, se usó el mismo diseño y dimensiones que para las demás emitidas por el casino (1.5 pulgadas de diámetro) y un color rojo que nunca fue típico del valor de 5 pesos en las fichas cubanas. La  foto de George Raft que puede verse en su reverso es la misma que se usó para las distintas propagandas del casino.

Si usted desea ver la emisión completa de las fichas del Casino de Capri así como de los dos otros regenteados por Meyer Lansky en Cuba (Riviera y Nacional) puede usted visitar la página “CASINOS RELACIONADOS CON MEYER LANSKY EN LA HABANA DE LOS CINCUENTA” incluida en la temática “FICHAS DE CASINO CUBANAS”